Las parejas que dominan el WPT

Aunque esta temporada será recordada en los circuitos de pádel por los diferentes terremotos que han sacudido a algunas de sus parejas más consolidadas y por la irrupción de jóvenes jugadores con mucho potencial, tanto el cuadro femenino como el masculino del WPT pueden seguir presumiendo de duplas hegemónicas, capaces de liderar con su juego ambas clasificaciones.

El circuito masculino WPT dominado por Bela y Lima

El liderazgo del circuito masculino del WPT tiene, sin duda, un nombre: Fernando Belasteguín y Pablo Lima. Esta pareja consigue arrasar en cada uno de los torneos en qué participa y muestra tal hegemonía en las pistas que los seguidores del pádel incluso consideran que quitan emoción a los torneos.

Aunque han tenido algún pequeño tropiezo esporádico, la verdad es que Bela y Lima pueden presumir de ser líderes de la clasificación del WPT con más de 16 mil puntos de ventaja por encima de la segunda pareja, Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez.

Algunos de los ‘héroes’ que han conseguido superar a la pareja número 1 del circuito masculino son Tito Allemandi y Agustín Gómez Silingo, pero en ningún momento se ha puesto en duda su superioridad.

Bela y Lima son una pareja consolidada, completa y capaz de trabajar con competitividad en cada uno de los partidos en que participan desde el primer momento en que empezaron a jugar juntos.

El cuadro femenino sigue con las gemelas Alayeto

Contrariamente al circuito masculino, el liderato entre las jugadoras femeninas está mucho más abierto. Aunque tradicionalmente, las gemelas Majo y Mapi Sánchez Alayeto han sido siempre números 1 del circuito, la verdad es que esta temporada hay duplas en el circuito que se están convirtiendo en sus rivales más directas. De hecho, Marta Marrero y Alejandra Salazar han tenido diversas victorias en recientes opens, que han reducido su distancia con las gemelas en el ranking a menos de 2000 puntos. Aun hay mucho por decidir en la clasificación.

Imagen de previsualización de YouTube
0 Comentarios Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *