Los beneficios del pádel para tu salud

El deporte tiene como característica intrínseca la competición, pero más allá del rendimiento que seamos capaces de demostrar en la pista lo cierto es que el pádel es una excelente modalidad deportiva para reforzar la salud.

Sus aptitudes le convierten en una actividad tan lúdica como saludable que gana adeptos cada año, siendo un potente revulsivo para mantener unos hábitos de vida saludables basados en una correcta alimentación y un nivel mínimo de actividad física, en este caso en la pista. Demos un repaso a los principales beneficios del pádel para la salud tanto física como mental.

El pádel y la Salud cardiovascular

El metabolismo utilizado durante la práctica del pádel se corresponde con la potencia aeróbica en la mayoría de las situaciones. Esto se traduce en periodos de intensidad elevada combinados con pequeños intervalos de descanso o actividad de baja intensidad que fortalece a todo el sistema cardiovascular por igual. Nuestro corazón aprenderá a desenvolverse en situaciones de elevadas pulsaciones que demandarán una rápida recuperación en los periodos de inactividad para no disminuir el rendimiento posteriormente.

Con este beneficio estaremos lejos del conocido síndrome metabólico definido como un conjunto de factores de riesgo que podrían derivar en enfermedades cardíacas, diabéticas, etc. Se trata de un excelente deporte para quemar calorías y así luchar contra el sedentarismo, mejorando considerablemente parámetros de variabilidad de frecuencia cardíaca, etc.

El pádel y  la Salud muscular

Mantener un buen tono muscular es sinónimo de una salud músculo-esquelética a medio y largo plazo. En el pádel las continuas arrancadas explosivas obligan al tren inferior a potenciar la musculatura de las piernas para favorecer una protección articular en localizaciones de riesgo como las rodillas o los tobillos. Sin embargo para mantener estas estructuras será necesario un trabajo físico específico que maximice la eficacia del pádel como deporte idóneo para la salud.

No solo el tren inferior se ve favorecido, sino también el tronco y los brazos. Las características biomecánicas de los golpeos son idóneas para mantener un core activo que nos haga mejorar la salud postural de nuestra columna, mermada en incontables ocasiones por hábitos nocivos. La potencia y tono muscular de los brazos será transferible a otras actividades de la vida diaria.

El pádel y la Salud mental

Ninguno de los beneficios anteriores se dará si el deporte no cuenta con unas características lúdicas que nos motiven a la práctica del mismo. Sin embargo las crecientes estadísticas del número de jugadores de pádel corroboran que esta actividad es idónea como componente social y mental. Ayudará a combatir las estresantes horas del trabajo, a fomentar una vida activa y a conocer a nuevas personas comunes al deporte.

Como habrás observado el pádel es un excelente deporte para mantener una buena salud en sus distintas manifestaciones. Se trata de un deporte relativamente sencillo de aprender pues el nivel se asemejará a la pareja con la que compitas, además de caracterizarse por un espacio reducido donde la mayoría de las parejas podrán desenvolverse eficazmente.

0 Comentarios Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *